4 Claves para impulsar el crecimiento de tu negocio.

La mejor manera para alcanzar el éxito en un negocio es definir un plan de acción preciso y detallado, ya que este será la brújula que guíe la evolución del proyecto. Saber de antemano los pasos que hay que dar es la única garantía para alcanzar el objetivo marcado. En este post comentaremos las claves para que cualquier empresa o autónomo puedan alcanzar el éxito en su negocio.

Tiempo

Es probablemente la variable más valiosa en la vida de cualquier proyecto. El tiempo es siempre limitado y es por esto que dicen que el tiempo es oro. Una buena gestión del tiempo siempre viene acompañada de resultados más óptimos, por eso hay que ver el tiempo como una inversión. La primera clave, aunque parezca una nimiedad, es dedicar la mayor parte del tiempo de trabajo a aquello que hace crecer tu negocio. Por ejemplo, si lo que hace crecer tu negocio es aumentar la capacidad de producción, o aumentar el tamaño de la base de datos de clientes, es conveniente dedicar la mayoría del tiempo a ello. El resto puede esperar. O no.

El tiempo está muy ligado a la segunda clave, la planificación.

Planificación

Acabamos de decir que el resto puede esperar, pero esto no es del todo cierto en la mayoría de los casos. Por eso es tan importante la planificación.  Es importante anticiparse a los acontecimientos y planificar todas las tareas. Con el objetivo de poder dedicar más tiempo a lo más importante, debemos minimizar el tiempo y el esfuerzo empleado en aquello que nos reporta menos beneficio.

La planificación, la base del trabajo en equipo.

Trabajo en equipo

Trabajo en equipo

 

 

 

 

 

Tanto si el proyecto corresponde a una empresa con mayor o menor número de empleados, como si la actividad la despempeña un autónomo por su propia cuenta, la gran mayoría de actividades económicas requieren de un contacto constante entre individuos, ya sean clientes, proveedores o compañeros de trabajo. Saber trabajar en equipo es una actividad que, bien gestionada, ahorra mucho tiempo e incluso dinero a todos los agentes presentes en cualquier operación. Cuando las personas se organizan de manera adecuada, se evita perder tiempo llevando acabo una tarea por partida doble. Otro de los beneficios del trabajo en equipo se basa en conseguir una mayor visión de conjunto. Cuantas más personas colaboren hacia la consecución de un objetivo, mayor será el aporte de ideas, puntos de vista, experiencias y conocimientos.

Flexibilidad

Sin lugar a dudas, medir, analizar e interpretar los resultados de una actividad económica es de gran ayuda para averiguar qué se puede mejorar o qué esta fallando en el plan. Saber identificar el eslabón débil de la cadena es de suma importancia para hacer el proyecto más y más fuerte. Pero de nada sirve identificar el eslabón débil si luego no se hacen esfuerzos por cambiar y mejorar. Es por esto que hay que ser flexible y aceptar que lo que un día pudo funcionar bien, otro día puede no ser la mejor forma de hacerlo. O que lo que en teoría era una magnífica idea, en la práctica se demuestra que es todo lo contrario.

En todo proyecto existe la necesidad de ser flexible y es positivo aprender de los errores.

La innovación no siempre tiene que cambiar las reglas del juego, a veces, innovar también significa hacer pequeñas mejoras e ir poco a poco ejecutando procesos de forma más óptima.

Sacar adelantante un negocio es una actividad que requiere de altas dósis de esfuerzo y dedicación. Hacer crecer un negocio es un proceso constante de toma de decisiones, donde el mayor problema es elegir la opción más adecuada. Todo el mundo está de acuerdo en que tomar decisiones es más fácil cuanto más tiempo y conocimiento tengamos sobre la materia. Sin embargo, son muchas las ocasiones en las que el tiempo apremia y la incertidumbre nubla el camino hacia la decisión correcta. Por eso, para impulsar el crecimiento de cualquier negocio hay que dedicar tiempo a lo que más importa, sólo así se convierte en algo más grande. Para poder hacer esto,  hay que identificar qué es lo más importante, quién es la persona más adecuada para hacerlo y constantemente analizar el plan y el proyecto, para identificar nuevos ámbitos de mejora e involucrarse en un proceso de optimización constante.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *